Home»News»China advierte del daño de la crisis pero manifestantes llaman a nueva marcha

China advierte del daño de la crisis pero manifestantes llaman a nueva marcha

El Diario del Pueblo, principal órgano de comunicación del Partido Comunista Chino, afirmó en un editorial que las protestas del último mes y el asalto al Parlamento del pasado lunes han "dañado la reputación de Hong Kong como una metrópolis comercial internacional, así como los intereses vitales y el bienestar fundamental de los hongkoneses".

0
Shares
Pinterest Google+

Javier García

Nueva York – China advirtió hoy de que la economía de Hong Kong ya ha sido dañada por las protestas y lo será aún más “gravemente” si continúan los disturbios, lo que no ha sido óbice para que grupos de manifestantes llamasen de nuevo a una marcha para el próximo domingo en la ciudad.

El Diario del Pueblo, principal órgano de comunicación del Partido Comunista Chino, afirmó en un editorial que las protestas del último mes y el asalto al Parlamento del pasado lunes han “dañado la reputación de Hong Kong como una metrópolis comercial internacional, así como los intereses vitales y el bienestar fundamental de los hongkoneses”.

“Una sociedad regida por las leyes tiene que dar cabida a las diferentes voces, pero eso no significa que algunos puedan llevar a cabo acciones ilegales y mucho menos que se tengan que tolerar delitos violentos”, aseveró el diario, que pidió “perseguir los actos ilegales graves hasta el final”.

Precisamente, inspectores del departamento de Crimen Organizado de la Policía de Hong Kong acudieron hoy a recolectar pruebas a la sede del Parlamento, a la que el Gobierno local invitó hoy también a los periodistas para mostrarles los “graves daños” causados por el asalto.

Efe constató que el interior del complejo legislativo continúa en el mismo estado en que estaba cuando lo abandonaron a toda prisa los manifestantes la medianoche del lunes, incluso con las bolsas de comida y bebida, todavía esparcidas por el suelo, que los jóvenes habían llevado consigo por si tenían que quedarse varias horas o incluso días.

También seguían allí los papeles hechos jirones de los despachos sin recoger, las sillas boca abajo y las pintadas por las paredes, entre ellas una en la que se leía: “China pagará por sus crímenes contra los musulmanes uigures”, en referencia a la situación en la región noroccidental china de Xinjiang, donde, según organizaciones no gubernamentales, más de un millón de musulmanes están internados en “centros de reeducación”.

“La Policía llevará a los culpables a la justicia”, aseguró hoy un comunicado del departamento de interior del Gobierno local, aunque será un trabajo que llevará su tiempo.

Los principales líderes de la llamada “Revolución de los Paraguas”, que demandó el sufragio universal en la ciudad en 2014, acaban aún recientemente de ser juzgados y condenados por aquellos hechos.

A la manifestación convocada para este domingo no se ha sumado por ahora el Frente Civil de Derechos Humanos, que hasta ahora había organizado las marchas, lo que da una idea del debate que existe en el seno del movimiento prodemocrático sobre el camino a tomar.

La vicecoordinadora del frente, Bonnie Leung, indicó a Efe que “por ahora no hay planes para más acciones”, aunque reconoció que ellos no tienen el control de toda la situación y que “los grupos de jóvenes actúan muy rápido” y “toman sus propias decisiones”.

“Estamos reflexionando sobre lo que ha pasado. Muy posiblemente en el futuro cercano haya más acciones pero al menos tenemos que observar un par de días más”, dijo.

Leung consideró que “evidentemente es una táctica” de Pekín y del Gobierno de Hong Kong decir que las protestas fueron muy violentas para “dividir a los manifestantes e intentar ganar a la opinión pública”.

“Pero mucha gente en Hong Kong simpatiza con los jóvenes que tomaron el Parlamento y entienden que estén tan desesperados y enfadados después de semanas de manifestaciones masivas sin ninguna respuesta a sus demandas”, afirmó.

El frente, según ella, quiere centrarse ahora, junto a los diputados y partidos prodemócratas, en ganarse a la opinión pública y conseguir todos los votos posibles para esas fuerzas en las próximas elecciones de distritos este noviembre y las del Consejo Legislativo en septiembre de 2020.

Diferente opinión tiene otro de los líderes del movimiento ciudadano, el joven activista Joshua Wong, que salió hace apenas dos semanas de la cárcel tras pasar un mes en prisión por su participación en la “Revolución de los Paraguas” y sí mostró su apoyo a la manifestación del domingo.

“La lucha tiene que continuar, ninguna de nuestras reivindicaciones está cumplida”, destacó Wong, en declaraciones a Efe.

El principal líder de las protestas de 2014, cuya presencia en los alrededores del Parlamento el día que salió de prisión fue muy aclamada por los manifestantes, consideró “positivo” conseguir más diputados de oposición, aunque recordó que, por el sistema electoral hongkones, nunca podrán obtener la mayoría y que además Pekín ha descalificado y anulado el acta de algunos parlamentarios.

La manifestación del domingo será en el distrito de Kowloon, en la parte peninsular de Hong Kong, una zona donde habitan muchos ciudadanos de tendencia prochina y en la que en otras ocasiones se han producido incidentes por los enfrentamientos entre ambas partes.EFE

Previous post

Más de 40 Estrellas Michelin se dan cita en el encuentro Cociña+Conciencia

Next post

"Spider-Man: Far from Home", un superhéroe con poca competencia

No Comment

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *