Home»Farándula»Documental contará sobre bailarines acompañaron a Madonna en Blond Ambition

Documental contará sobre bailarines acompañaron a Madonna en Blond Ambition

0
Shares
Pinterest Google+

Nueva York- El documental “Strike a Pose” sobre los bailarines que acompañaron a Madonna en su controvertida gira “Blond Ambition”, que llegará a la televisión el 6 de abril, dará al público la oportunidad de conocer qué pasó con aquellos jóvenes, dos de ellos latinos.
José Gutiérrez y Luis Camacho, de origen dominicano y puertorriqueño, Oliver Crumes (el único heterosexual), Carlton Wilborn, Salim Gauwloos, Kevin Stea y Gabriel Trupin, entre los 18 y 22 años y con ganas de triunfar, se embarcaron con la irreverente estrella pop -y sus sujetadores de conos-, en una extensa y controvertida gira en 1990, que fue censurada por el Vaticano porque fingía orgasmos en escena.
“Éramos unos niños. Ahora miro hacia atrás y en verdad fue algo que cambió el mundo y la comunidad gay. Nunca pensé que íbamos a llegar al extremo de tocar a tanta gente”, dijo a Efe Gutiérrez.
“Strike a Pose”, de los cineastas Ester Gould y Reijer Zwaan y que ha estado en varios festivales, será transmitido a través del canal de televisión por cable Logo, con programación y temática dedicada a la comunidad LGBT.
Gutiérrez se mostró complacido por la reacción que ha tenido en el público. “Creo que durante todos estos años la gente nos ha seguido admirando, nos han localizado gracias a la internet. Nos han enviado mensajes muy bonitos, nos preguntan cómo estamos, qué estamos haciendo. Seguir bailando y ser tan bien recibidos es emocionante”, afirmó.
“Eso nos ha dado la oportunidad de salir adelante como adultos porque para esa época éramos niños y no supimos aprovechar esa fama”, indicó el bailarín, responsable junto a Camacho de enseñar a Madonna la coreografía del “vogue”, baile basado en las poses de los modelos y artistas que aparecían en esa revista, que nació de los círculos homosexuales pobres y marginados de Nueva York.
Gould y Zwaan entremezclan escenas de “Blond Ambition” en diversos lugares y del documental “Truth or Dare” (1991), sobre la realización de la gira y la vida artística de Madonna.
Fue en ese documental que por primera vez el público vio a dos hombres besándose en una pantalla (Salim y Gabriel), lo que revolucionó a la comunidad LGBT, que vivía con temor a expresarse abiertamente en una época en que el Sida y el estigma les golpeaba muy fuerte.
  “Ese documental abrió puertas para la comunidad gay y políticamente también porque era una época en que no teníamos derechos. Ahora nos podemos casar, andar en la calle de manos. Creo que nosotros sin saber, sin querer, abrimos todas estas puertas y ella nos dio la oportunidad, sin saberlo”, afirmó Gutiérrez.
El “Blond Ambition”, como señala Wilborn en el documental de Gould y Zwaan, se trataba “de libertad como artistas, como seres humanos, de libertad para decir la verdad, de expresarte como eres” o como indicó Stea, de enviar “un mensaje progresivo de que puedes ser gay y un ser humano feliz y exitoso”.
Para los siete jóvenes, la gira abrió puertas a un mundo desconocido de fama, viajes en avión privado, de tener ante ellos hasta a 50.000 personas.
Pero, la gira de casi un año concluyó y como indicó Gutiérrez en el documental, “nos convertimos en una familia, éramos jóvenes, trabajamos para una estrella del pop y después, no éramos nadie”.
“Fue muy difícil adaptarnos a nuestra vida regular. Creo que nos dio duro porque éramos muy jóvenes”, argumentó Gutiérrez, que junto a Camacho, continuaron trabajando para Madonna unos cinco años.
Mientras que Trupin y otros bailarines se enfrascaron en una demanda contra la artista alegando invasión de su privacidad por escenas de “Truth or Dare”, como la del beso, que habían pedido no fueran públicas.
La realización de “Strike a Pose” abrió heridas, como la muerte de Trupin a los 26 años por sida, lo que ocultaba, así como Carlton que se enteró durante la gira que tenía el virus, mientras que Gauwloos confesó durante el documental tener también la enfermedad. Pero, también, marcó el reencuentro de los bailarines.
  “Fue muy emocionante. Hay horas de grabaciones de nosotros llorando”

https://youtu.be/7Hqh7lwaNKwtros llorando”

 

Previous post

"No soy un brujo", dice el médico italiano que trata a Messi

Next post

Spotify y Universal firman acuerdo para adelantar discos solo a suscriptores

No Comment

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *