Home»News»Leyes para “censurar” la inteligencia artificial

Leyes para “censurar” la inteligencia artificial

Villani es muy popular en Francia gracias a sus estudios matemáticos pero también por su peculiar aspecto: anchas corbatas y trajes decimonónicos, mirada penetrante y la costumbre de llevar siempre un enigmático broche con una gran araña en su solapa, le otorgan cierto aire de mago o mentalista.

0
Shares
Pinterest Google+

Antonio Broto

Nueva York – “De la misma manera que censuramos internet cuando publica mentiras, violencia o ataques terroristas, tendremos que censurar la IA”, señala en una entrevista con EFE el matemático y político francés Cédric Villani.

Aasesor del presidente Emmanuel Macron para inteligencia artificial (IA), Villani se muestra sin embargo “maravillado” por las posibilidades de esta tecnología, ante la que “Europa debe ser más valiente”.

Villani es muy popular en Francia gracias a sus estudios matemáticos pero también por su peculiar aspecto: anchas corbatas y trajes decimonónicos, mirada penetrante y la costumbre de llevar siempre un enigmático broche con una gran araña en su solapa, le otorgan cierto aire de mago o mentalista.

Pero muy lejos de la magia, Villani, quien con 36 años -ahora tiene 45- ganó la Medalla Fields, considerada el Nobel de las matemática, se dedica a campos tan lógicos como las matemáticas y tan prosaicos como la política.

Es diputado en la Asamblea francesa, aspirante a la alcaldía de París y se ha propuesto trazar una estrategia de desarrollo de la inteligencia artificial para Francia que inspire al resto de Europa.

“En ella insistimos en el desarrollo de la IA en la industria del transporte, en la sanidad y en el medio ambiente, campos en los que los gobiernos pueden controlar los datos dejando que las compañías privadas los usen y exploten”, señala el matemático.

Según Villani, la IA, tecnología que se define porque puede aprender sola nuevas capacidades para las que no fue inicialmente programada, tiene actualmente tres grandes aplicaciones: la gestión de grandes cantidades de datos (el “big data”), la computación y su uso como entrenamiento de ingenieros e investigadores.

En los medios suele aparecer como una tecnología que ya es capaz de debatir temas complejos con humanos o ganarles en ciertos juegos intelectuales, pero Villani considera que aún es pronto para que sustituya la creatividad humana.

“La IA ya puede escribir libros y componer música, pero malos libros y mala música”, indica, y subraya que el verdadero progreso está en avances como la conducción autónoma, que “podría ser el mayor cambio en nuestra movilidad de los últimos 50 años”.

“La IA puede estar en todas partes”, destaca el también exdirector del Instituto Henri Pioncaré de la Universidad de la Sorbona, quien vaticina, por ejemplo, su aplicación en lugares tan impensables como la cosmética.

“Ya se está usando en el desarrollo de maquillajes virtuales, en los que muestra cómo quedarán en tu cara reconociendo qué tipo de piel tienes o qué producto necesitas”, explica el matemático.

Villani viajó a Ginebra para participar en la cumbre “AI For Good”, organizada por la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) y en la que científicos, empresarios y filósofos de todo el mundo reflexionaron sobre posibles usos benéficos de la inteligencia artificial y presentaron varios casos en los que ya está ocurriendo.

IBM, por ejemplo, enseñó los últimos progresos de Project Debater, una inteligencia artificial capaz de discutir con humanos materias complejas, y que estuvo a punto de batir en una reciente competencia al campeón del torneo mundial de debate, el británico de origen indio Harish Natarajan.

“Me maravilla la gran variedad de proyectos en torno a la IA en todo el mundo”, concluye el matemático, quien sin embargo lamenta que en Europa hay demasiada precaución frente a esta tecnología innovadora con respecto a Estados Unidos o Asia.

“Europa debe ser más valiente con la inteligencia artificial, afirma, advirtiendo que “nuestras economías podrían caer si no están al frente de este desarrollo e innovación”. EFE

Previous post

París prohíbe el tabaco en sus parques y jardines

Next post

Las tiendas Sephora cierran un día tras acusación racial

No Comment

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *