Home»News»Londres estudia “zona económica especial” en la frontera con Irlanda

Londres estudia “zona económica especial” en la frontera con Irlanda

El sistema que se analiza supondría crear una zona de protección económica de 16 kilómetros de ancho a lo largo de los casi 500 kilómetros de frontera entre Irlanda del Norte e Irlanda, donde los exportadores norirlandeses operarían bajo la normativa irlandesa o comunitaria.

0
Shares
Pinterest Google+

Nueva York – El Gobierno británico podría proponer a la Unión Europea (UE) crear una “zona económica especial” a lo largo de la frontera entre la provincia británica de Irlanda del Norte e Irlanda para mantener la fluidez comercial y aduanera tras el “brexit”, informa hoy “The Sun”.

El periódico afirma que el ministro para la Salida de la UE y negociador con Bruselas, David Davis, estudia esa opción con el fin de asegurar que no se restablezca una frontera física entre esos dos territorios cuando el Reino Unido salga del bloque, pues ello perjudicaría el acuerdo de paz de 1998.

El sistema que se analiza supondría crear una zona de protección económica de 16 kilómetros de ancho a lo largo de los casi 500 kilómetros de frontera entre Irlanda del Norte e Irlanda, donde los exportadores norirlandeses operarían bajo la normativa irlandesa o comunitaria.

El diario explica que en Irlanda del Norte se aplicaría además un doble sistema regulatorio británico y comunitario para facilitar un comercio sin fisuras en toda la isla, condición fijada por la UE para la futura relación aduanera entre el Reino Unido y los Veintisiete.

“The Sun” señala que el plan, que al parecer se inspira en el estatus de Liechtenstein, evitaría tener que imponer un control fronterizo entre los dos territorios, pero sería complicado de aplicar.

Además, podría no contar con el apoyo del ultraconservador Partido Democrático Unionista (DUP) norirlandés, del que dependen para gobernar los conservadores de la primera ministra británica, Theresa May.

El plan de Davis pretende desbloquear las divisiones en el Gobierno de Londres sobre la futura relación aduanera con la UE, después de que no se haya logrado un consenso en torno a las dos opciones que hay sobre la mesa.

Una de ellas, que sería una versión más básica de la propuesta revelada hoy, es la de “máxima facilitación”, que implicaría crear controles fronterizos para mercancías en el Reino Unido si bien se diseñaría un sistema tecnológico para agilizar al máximo los trámites comerciales, con vistas a la situación en Irlanda del Norte.

La otra opción a debate es de “asociación aduanera”, que permitiría mantener las fronteras sin controles, aprovechando algunas estructuras actuales, y el Reino Unido remitiría a Bruselas parte de los aranceles recaudados.

El Reino Unido debería presentar un propuesta en firme durante el Consejo Europeo del 28 de junio, a fin de cumplir con el calendario de la negociación. EFE

Previous post

Medellín le apuesta al turismo comunitario y natural

Next post

El desempleo en EEUU baja al 3,8 % con 223.000 empleos creados en mayo

No Comment

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *