Home»Farándula»Nicki Minaj, la artista que invita al ‘twerking’, actuará en Arabia Saudí

Nicki Minaj, la artista que invita al ‘twerking’, actuará en Arabia Saudí

Organizadores del Jeddah World Fest confirman la participación de Nicki Minaj y la de otros artistas como la estrella de la música electrónica Steve Aoki o el británico Liam Payne en un festival al que solo podrán entrar mayores de 16 años sin la posibilidad de consumir alcohol, siguiendo las leyes del país.

0
Shares
Pinterest Google+

Nueva York – La considerada reina del hip hop Nicki Minaj, incitadora al “twerking” en muchas de sus canciones, actuará el próximo 18 de julio en un festival de música en la ciudad costera de Yeda, en Arabia Saudí, un país puritano en lo religioso que busca una apertura hacia el exterior tras décadas de restricción en el país ultraconservador.

Organizadores del Jeddah World Fest confirman la participación de Nicki Minaj y la de otros artistas como la estrella de la música electrónica Steve Aoki o el británico Liam Payne en un festival al que solo podrán entrar mayores de 16 años sin la posibilidad de consumir alcohol, siguiendo las leyes del país.

“Hay un estereotipo del reino en todo el mundo y hoy ya está desapareciendo. En su lugar hay una nueva imagen del reino que acepta a todo el mundo”, indicó este miércoles Raed Abuzinada, responsable del sector de desarrollo de la Autoridad de Entretenimiento saudí y director general del Jeddah Season, recogido por el medio Arab News.

Hasta el momento, se desconoce qué atuendo llevará Minaj en un país donde toda mujer está obligada a llevar una abaya, es decir, una túnica que le cubra de la cabeza a los pies.

Las redes sociales están expectantes ante el repertorio de canciones que subirá al escenario Minaj, que abre el cartel del festival, según Robert Quirke, presidente de Roqu Media International, organizador del evento.

Una de las canciones más famosas de Minaj es “Anaconda”, cuyo videoclip es a ritmo de “twerking”, un movimiento que se ha hecho muy popular a través de sus melodías y que va acompañada de frases como “Tengo un culo grande y gordo” o “Mira su culo”.

Quirke indicó que “ella va a atraer la atención de Yeda de la manera más positiva que puedas imaginar”.

“Va a ser activa en las redes sociales (…) todo el mundo va a saber que Nicki Minaj ha aterrizado en Arabia Saudí”, dijo.

En las redes sociales, algunos de los usuarios ya la han bautizado como Nicky “Minhajj”, en referencia al “hajj”, la peregrinación anual a la ciudad santa de La Meca, que se encuentra a tan solo unos 90 kilómetros de Yeda.

Una de los usuarios en Twitter, que se hace llamar “la Drama Queen del golfo Arábigo”, exclama en árabe: “¡Nicky Minaj canta! ¡Dios mío! ¿qué vamos a ver? ¡Porque todas sus canciones son sucias! Pero, ¿qué se va a vestir? ¿Un burkini?”.

Otro afirma: “Amigos, la próxima vez Arabia Saudí traerá a Mia Khalifa”, en referencia a la exactriz porno libanesa.

Yeda, situada en el mar Rojo, es uno de los lugares más visitados durante la temporada estival para los saudíes y el Jeddah World Fest es “el primer festival internacional de este tipo de música en este país”, según Quirke.

Además de los saudíes, los turistas tendrán la posibilidad de acudir al festival, ya que los organizadores del Jeddah Fest han prometido, de acuerdo a su página web, tramitar visados electrónicos “a tan solo un click”.

La política de Arabia Saudí para otorgar visados a extranjeros es muy estricta y se limita a trabajadores residentes, así como a viajeros por negocios y los peregrinos musulmanes a los que se le dan un visado especial para acudir a los lugares sagrados.

En los últimos meses, Arabia Saudí ha ido invitando a artistas de renombre, como Mariah Carey, Enrique Iglesias o David Guetta, para actuar en el país y con el fin de ofrecer una imagen de apertura que abandera el príncipe heredero Mohamed bin Salman.

Aunque las actuaciones de estos artistas se han visto salpicadas después de que Riad confesase que un grupo de funcionarios saudíes había asesinado al periodista Jamal Khashoggi en el consulado de su país en Estambul, así como la represión y detención de una decena de activistas que luchan por los derechos de la mujer en el país. EFE

Previous post

"Spider-Man: Far from Home", un superhéroe con poca competencia

Next post

Mariela, dulce y veraniega

No Comment

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *