Home»Insólito»Biden rechaza acusaciones de abuso sexual: “No son verdad”

Biden rechaza acusaciones de abuso sexual: “No son verdad”

El virtual rival de Donald Trump en las elecciones de noviembre próximo pidió también que se busque en los archivos del Senado cualquier registro de una denuncia o una queja que Reade hubiera presentado entonces sobre esas alegaciones, que la mujer divulgó después de que Biden anunciara sus aspiraciones electorales.

0
Shares
Pinterest Google+

Nueva York – El virtual candidato demócrata a la Presidencia, Joe Biden, salió este viernes al paso de las acusaciones de abuso sexual de que es objeto, presionado por la opinión pública y por su propio partido, tras mantener un largo silencio sobre un tema que ensombrece sus aspiraciones electorales.

“Lo digo inequívocamente: nunca, nunca sucedió”, dijo Biden, que fue vicepresidente con Barack Obama (2009-2017), en una entrevista con la cadena de televisión por cable MSNBC sobre las acusaciones de que agredió sexualmente a una ex asistente en el Senado, Tara Reade, hace casi 30 años.

“ESTO NUNCA OCURRIÓ”

El virtual rival de Donald Trump en las elecciones de noviembre próximo pidió también que se busque en los archivos del Senado cualquier registro de una denuncia o una queja que Reade hubiera presentado entonces sobre esas alegaciones, que la mujer divulgó después de que Biden anunciara sus aspiraciones electorales.

Antes de hablar en el programa Morning Joe, de MSNBC, Biden emitió una declaración en la que recalcó que nada de eso tuvo lugar: “Quiero encarar las acusaciones de una antigua empleada de que tuve una conducta inapropiada hace 27 años. No son verdad. Esto nunca ocurrió”, dijo.

Read, de 56 años, es una de las ocho mujeres que el año pasado acusaron a Biden, de 77 años, de haberlas sometido a tocamientos o haberles dado besos o abrazos inapropiados hace tiempo, unas acusaciones sobre las que el aspirante presidencial demócrata ha pasado de puntillas.

Pero el caso de Reade va más allá de besos equívocos o tocamientos incómodos o inapropiados. Según la mujer, un día en el que se había quedado a solas con Biden en un edificio de oficinas de la Cámara Alta, en 1993, el entonces senador la acorraló contra una pared, la manoseó por debajo de la ropa y la penetró con sus dedos.

SUSPICACIAS ENTRE LOS DEMÓCRATAS

El silencio del exvicepresidente sobre este incidente, cuya respuesta había dejado hasta ahora en manos de sus portavoces y su equipo de campaña, había suscitado suspicacias incluso dentro de su propio partido, y había dado munición a sus rivales republicanos para atacar su honestidad e integridad.

El propio presidente Trump había aconsejado a Biden responder a esta alegación, pero con las prevenciones propias de una persona que fue acusada de conducta sexual inapropiada por unas 25 mujeres durante la campaña presidencial que le llevó a la Casa Blanca en 2016 e incluso posteriormente.

“No sé nada sobre eso (las acusaciones contra Biden), pero creo que debería responder, ya sabes, podrían ser acusaciones falsas. Yo lo sé todo sobre acusaciones falsas, me han acusado falsamente en numerosas ocasiones”, opinó recientemente Trump.

UN ESCÁNDALO EN LA ERA #METOO

Con su respuestas de hoy, Biden pretende acallar un caso que se estaba convirtiendo en un escándalo debido precisamente a su silencio, en plena era del movimiento #Me too.

“Los medios de comunicación responsables deberían examinar y evaluar el historial completo y creciente de inconsistencias en su historia, que ha cambiado de manera repetida”, aseguró el exvicepresidente.

Cuando la entrevistadora de MSNBC Mika Brezezinski le recordó que en el proceso de confirmación en el Senado de Brett Kavanaugh, propuesto por Trump como juez del Tribunal Supremo, él mismo había declarado que se debe prestar crédito a las mujeres que denuncian casos de violencia sexual, como le ocurría entonces al magistrado conservador, el exvicepresidente no fue tan categórico.

“Para que una mujer se presente ante la luz deslumbrante de los focos, ante todo el país, tienes que empezar con la presunción de que al menos la esencia de lo que habla es algo cierto, se haya o no olvidado de los hechos, los haya o no empeorado o mejorado con el tiempo” respondió Biden.

“Hay que creer a las mujeres, dado el beneficio de la duda. Entonces hay que ver las circunstancias y los hechos”, agregó Biden ante las preguntas de la entrevistadora.

Reade hizo pública su denuncia en marzo en una entrevista en el pódcast de la periodista Katie Halper, en el que aseguró que los principales medios de comunicación habían ignorado sus intentos de sacar a la luz este caso, del que algunos allegados dicen haber tenido conocimiento desde hace años.

“Recuerdo que mientras lo hacía primero me dijo:¿Quieres ir a algún lado? Y entonces, cuando lo rechacé: ‘Vamos hombre, he escuchado que te gusto’ (…) Esa frase se quedó conmigo”, dijo la mujer en el programa. EFE News

Previous post

Preocupa violencia doméstica en ciudad de Nueva York pese a baja de denuncias

Next post

Estadounidenses quedan sin ayuda por tener familia indocumentada

No Comment

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *