Home»Acción»El navegante Van Heede dio la vuelta al mundo solo y sin escalas

El navegante Van Heede dio la vuelta al mundo solo y sin escalas

0
Shares
Pinterest Google+

Jean-Luc van den Heede hizo historia el pasado 29 de enero. El marino francés, de 73 años, fue el ganador de a bordo del ‘Matmut’ de la Golden Globe Race (GGR), la vuelta al mundo en solitario sin asistencia ni escalas.

El navegante de Amiens, ayudado únicamente por un sextante y sus cartas de navegación, necesitó 211 días, 23 horas y 12 minutos en completar la travesía y se convirtió en el más veterano en alcanzar este hito.

Van den Heede se encuentra en Bilbao para recibir el premio del SAIL In Festival, el certamen de la cultura de la vela que se celebra en la capital vizcaína.

Una visita ‘express’ ya que el domingo estará en Les Sables d’Olonne para recibir al estonio Uku Radmaa, que cruzará la meta tercer clasificado en esta regata que celebra el 50 aniversario de la gesta del legendario Sir Robin Knox-Johnston, el primer hombre que circunnavegó el planeta en solitario.

– Pregunta: Doce de los 17 barcos que empezaron la regata el 1 de julio del año pasado abandonaron. ¿Por qué ha sido una regata tan exigente?

– Respuesta: El problema es que gran parte de la travesía ha sido en invierno. Salimos en la misma fecha que Sir Robin, pero fuimos más rápido que él y llegamos demasiado pronto al Índico y al Cabo de Hornos. Y al volver a pasar el ecuador en el hemisferio norte era otra vez invierno. Ha habido mucho mal tiempo.

– P: ¿Esperaba ganar?

– R: Cuando zarpas en una regata es para intentar ganarla. El problema es que no soy el único que quiere hacerlo. Tuvo mucha competencia al subir el Atlántico en final con Mark (Slats, segundo clasificado). Venía muy cerca de mí todo el tiempo, pero no consiguió pasarme (risas).

– P: ¿Cuál fue su sensación al cruzar la meta?

– R: Estaba feliz de terminar. Me pasé siente meses en la mar. Es es mucho tiempo, aunque la sensación no llega tanto de golpe porque en un barco ocurre todo poco a poco. Las cosas van llegando, aunque las esperes que lleguen. Cuanto más avanzas más ganas tienes de llegar y estás más contento de encontrarte a tus amigos y tu familia.

– P: La preparación mental debe ser, por lo tanto, más importante incluso que la física.

– R: Es fundamental. Es uno de los motivos que hacen que muchos abandonen rápido. Hay que estar preparado para llevar el barco, pero también mentalmente para sobrellevar tanto tiempo en el mar. Y algunos mentalmente no estaban bien preparados.

– P: ¿Cómo es la vida en un barco en solitario y durante casi 212 días?

– R: Las cosas ocurren muy lentamente, no tienes esa presión de la vida cotidiana. Es un ritmo de vida que me gusta mucho. Hasta ahora, el máximo tiempo que había estado fueron 4 meses y esta vez ha durado 7, pero podría navegar durante 10 meses si fuera necesario.

– P: Es la sexta vuelta al mundo que realiza. ¿Qué ha tenido de diferente a las cinco anteriores?

– R: Ha sido muy distinta. El barco era mucho más pequeño. Son muy divertidos porque como no van tan rápido no planean y por eso hay que verificar constantemente el rumbo. Tampoco tienes alarmas que te dicen si cambia el viento el rumbo y todo es más lento.

– P: El propio Sir Robin le recibió a su llegada.

– R: Es amigo desde hace décadas. No tenemos la misma edad, pero no estamos lejos uno del otro. Me dijo en la salida que era su favorito y creo que no le he decepcionado (risas).

– P: ¿Fue la gesta de Sir Robin en 1969 la que le motivó?

– R: Hice esta regata precisamente por él. Seguí mucho aquella y por eso cuando se creó esta Golden Globe en su conmemoración quise tomar parte. El problema es que cuando empezó en el 68 era demasiado joven. Tenía 23 años y no tenía la capacidad de hacerlo. Ahora era al revés, tenía la capacidad pero era demasiado viejo (risas).

– P: El mundo de la vela avanza a gran velocidad. El año pasado Francois Gabart dio la vuelta al mundo en solo 42 días. Parece otro deporte.

– R: Es completamente distinto. Tienen aparatos electrónicos, información meteorológica, comunicación con tierra, mientras que lo nuestro es volver a la naturaleza. Necesitas el sol y las estrellas para saber dónde estás y el sextante para posicionarte, que es lo que existía cuando yo empecé. Es no quiere decir que no me guste esa forma de navegar. Son otros barcos. Antes había que apañárselas, como hizo Sir Robin hace 50 años.

– P: ¿Habrá una séptima vuelta al mundo para usted?

– R: No, ya soy mayor (risas), a no ser que inventen algo que me motive como cuando hice la vuelta al mundo a la inversa. Entonces dije que ya no me volvía a embarcar, pero inventaron esta Golden Globe. Cuando me lo dijeron me pareció genial y me animé inmediatamente. Pero seguiré haciendo regatas, que es lo que siempre he hecho.

– P: ¿Tiene otros proyectos fuera del agua?

– R: Sí. Se está montando una película que es una especie de retrato sobre mí y también doy muchas conferencias para empresas. También estoy trabajando en un libro que saldrá en septiembre. EFE

Previous post

Bale y Mariano no entrenan con el Madrid

Next post

La OMS lanza un plan de 12 años para prevenir globalmente la gripe

No Comment

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *