Home»News»Latinos y afroamericanos enfrentan más barreras en Nueva York

Latinos y afroamericanos enfrentan más barreras en Nueva York

De acuerdo con los resultados del estudio, 23,6 % de los hispanos y 20,4 % de los afroamericanos no compraron su insulina debido también al alto coste, en comparación con el 14,4 % de los blancos, luego de que ese fármaco tuviera un aumento de 300 % en el precio entre 2002 y 2013.

0
Shares
Pinterest Google+

Nueva York – Los latinos y afroamericanos mayores de 50 años en Nueva York enfrentan barreras para comprar sus medicamentos y pagar por servicios públicos, y la amenaza de ser desplazados de sus vecindarios debido al alto coste de los alquileres, de acuerdo con un estudio dado a conocer este jueves.

De acuerdo con “Disrupt Disparities” (Romper las disparidades), 32 % de los hispanos y 41% de lo afroamericanos prescindieron de sus medicamentos durante un año debido a su coste, comparado con el 23% de la población total del país.

El estudio realizado por la Asociación de Jubilados de Estados Unidos (AARP), la Federación Hispana, la Federación Asiático-Americana, la Asociación Nacional para el Avance de las Personas de Color (NAACP) y la Liga Urbana de Nueva York, reveló además que los que necesitan de la insulina prescindieron de ese fármaco para la diabetes.

De acuerdo con los resultados del estudio, 23,6 % de los hispanos y 20,4 % de los afroamericanos no compraron su insulina debido también al alto coste, en comparación con el 14,4 % de los blancos, luego de que ese fármaco tuviera un aumento de 300 % en el precio entre 2002 y 2013.

En las recomendaciones para afrontar el coste de los medicamentos, las organizaciones, que presentaron el estudio este jueves en la ciudad, proponen un conjunto integral de iniciativas legislativas que incluyen la importación de medicamentos seguros de bajo costo, medidas contra la manipulación de precios y que se amplíe el programa que subsidia el costo del copago de fármacos recetados para mayores de bajos ingresos, entre otras medidas.

Destacaron que el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, ha tomado pasos para afrontar el problema y que en su agenda para este año incluyó propuestas importantes sobre el costo de los medicamentos recetados.

El estudio también reveló que el aumento en el alquiler en Nueva York es un factor principal en el desplazamiento de latinos y negros mayores de 50 años. La tasa promedio de gentrificación para la ciudad es de 65 % y los blancos de esa edad están por debajo de ese porcentaje.

El estudio indica en específico que en vecindarios donde se vive esa situación como Hamilton Heights, Central Harlem y East Harlem (El Barrio latino de Harlem) en Manhattan, y Crown Heights, en Brooklyn, los blancos mayores de 50 años tienen una media de ingreso familiar anual de unos 100.000 dólares más alta comparada con negros y latinos de esa edad.

También mostró que 91 % de los hispanos y 81 % de los afroamericanos y asiáticos viven en vecindarios en proceso de gentrificación, así como el 61 % de los blancos.

De acuerdo con el asambleísta estatal Robert Rodríguez, que participó hoy en el evento, los alquileres en el distrito que representa, que incluye El Barrio, la zona de mayor número de proyectos públicos de vivienda, y el Upper East Side, han aumentado un 247 % en los últimos diez años.

Entre las sugerencias para afrontar la gentrificación figura que se promulgue una ley basada en el derecho a contar con un abogado que garantice la representación en corte de los afectados por el desalojo, y las exenciones al impuesto inmobiliario.

Entre los hallazgos del estudio figura además que los latinos y afroamericanos afrontan problemas para pagar por su consumo de energía y que invierten más dinero que los blancos en el cuido de sus familiares.

Los latinos destinan 44 % de sus ingresos, el 34 % los afroamericanos y los blancos, con mayor salario, gastan 14%, de acuerdo con “Disrupt Disparities”.

El estudio mostró la escasez de datos sobre la comunidad asiática en temas importantes como vivienda, los servicios públicos y la prestación de cuidados.

De acuerdo con la asambleísta estatal Yuh-Line Niou, la población asiática en Nueva York es la más pobre, con uno de cada cuatro en esa situación, y los más desfavorecidos.

Esta es la segunda parte de un estudio realizado en 2019 basado en datos del censo del 2017, que incluyó retiro, fraudes en la comunidad mayor de 50 años y su salud, y hoy se revelaron los resultados de la segunda etapa, que serán enviados a políticos del estado con miras a impulsar la legislación propuesta.

“Necesitamos más políticas, más legislación para este sector de la comunidad. Tenemos un gran trabajo que hacer”, afirmó la directora de AARP en Nueva York, Beth Findel. EFE News

Previous post

Aqua Boil, la mejor opción Cajún en Hell's Kitchen

Next post

Camila, sexy entre sabanas

No Comment

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *