Home»News»Una de cada cinco personas en Puerto Rico sufre de diabetes

Una de cada cinco personas en Puerto Rico sufre de diabetes

Esa cifra de personas, no obstante, podría llegar al millón, debido a que los restantes 400.000 desconocen que sufran de la condición, lo que representaría que uno de cada tres puertorriqueños sufriría de diabetes, afirmó el endocrinólogo pediátrico y geneticista Adolfo Pérez Comas.

0
Shares
Pinterest Google+

Jorge J. Muñiz Ortiz

Nueva York – En Puerto Rico con una población de 3.195.000 habitantes, alrededor de 600.000 personas padecen algún tipo de diabetes, alrededor del 19 por ciento, enfermedad que representa la tercera causa de muerte en la isla, según datos ofrecidos a EFE con motivo este jueves del Día Internacional de dicha enfermedad.

Esa cifra de personas, no obstante, podría llegar al millón, debido a que los restantes 400.000 desconocen que sufran de la condición, lo que representaría que uno de cada tres puertorriqueños sufriría de diabetes, afirmó el endocrinólogo pediátrico y geneticista Adolfo Pérez Comas.

“No me gusta el panorama”, admitió Pérez Comas, experto en diabetes y metabolismo y uno de los fundadores de la Asociación Puertorriqueña de Endocrinología y Diabetes.

Pérez reconoció que una gran población de puertorriqueños representan “un alto riesgo” de sufrir de diabetes por obesidad, sobrepeso y tener una vida sedentaria.

“Puerto Rico es uno de los países con mayor incidencia y prevalencia en el mundo”, enfatizó sobre esta enfermedad, que después de problemas del corazón y el cáncer componen las primeras causas de muerte en la isla.

Según los datos más actualizados de la División de Prevención y Control de Enfermedades Crónicas del Departamento de Salud suministrados por la Asociación Puertorriqueña de Diabetes, la tasa ajustada por edad de mortalidad por diabetes en Puerto Rico es de 71,9 muertes por cada 100.000 habitantes.

“Es una enfermedad que afecta a todos los sistemas del organismo”, lamentó Pérez.

La diabetes es una enfermedad crónica que resulta cuando el cuerpo no es capaz de convertir la glucosa que obtenemos de los alimentos en energía y esta se mantiene en niveles altos en sangre.

La enfermedad, a su vez, se divide en diabetes tipo 1 y tipo 2, siendo la primera la que afecta más a niños desde los seis meses de nacido hasta 21 años, y la segunda a adultos.

Según la Organización Mundial de la Salud, el 90% de los casos de diabetes tipo 2 se produce por sobrepeso e inactividad física.

Entre los principales factores de riesgo están el estar en sobrepeso u obeso, tener historial familiar, ser mayor de 40 años, padecer de presión arterial alta, colesterol alto y fumar, aunque para Pérez Comas la obesidad es la causa más significante.

Y para contrarrestar esto, el galeno mencionó que la educación en el hogar es la prioridad principal para prevenir la diabetes.

Ante ello, recomendó a los padres a que le eliminen las azúcares a los niños y que los adultos se hagan pruebas de tiroides y de azúcar al menos dos veces al año.

“La diabetes es una enfermedad bien triste por sus complicaciones. Pero, me atrevo a decir que se puede prevenir”, puntualizó.

Algunos de los efectos secundarios de esta condición pueden ocasionar ceguera, amputaciones no relacionadas a lesiones, enfermedades del riñón y un mayor riesgo de enfermedades coronarias y derrames cerebrales.

Por su parte, la directora ejecutiva de la Fundación Pediátrica de Diabetes en la isla, Mariana Benítez, dijo a Efe que la incidencia de niños y adultos con diabetes en la isla no se reducirá “porque sigue en aumento las personas por obesidad, sobrepeso, mal alimentación y el factor herencia”.

Benítez explicó que la diabetes tipo 1, que es la que sufren los niños, es una enfermedad autoinmune, o sea, que se padece cuando los anticuerpos que usualmente protegen el cuerpo de las enfermedades, atacan el cuerpo y dañan el páncreas.

Algunos de los síntomas para ser diagnosticado con diabetes tipo 1, mencionó Benítez, son que la persona empieza a orinar frecuentemente, tiene constante sed, le da mucha hambre, su visión empieza a deteriorarse y muestra un cambio en su comportamiento.

No obstante, de acuerdo con Benítez, se desconoce la causa principal para sufrir de diabetes tipo 1, aunque dijo que se diagnostican al menos 200 niños anualmente en la isla.

Finalmente, la dietista y educadora en diabetes Vilma Calderón contó a Efe que le ha impresionado que en su oficina ha tratado a adolescentes con diabetes tipo 2, cuando comúnmente estos sufren de diabetes tipo 1.

“Se debe a lo que estamos comiendo y al estilo de vida. El problema de la obesidad incide en el desarrollo de la diabetes. El 80 por ciento que se le diagnostica está en sobrepeso, y el otro 20 por razones genéticas”, dijo.

La vida sedentaria también es un factor para sufrir de esta enfermedad, agregó Calderón.

“Lo más importante para controlar la diabetes no es la insulina ni los fármacos, sino la alimentación”, matizó. EFEUSA

Previous post

También en Miami se conmemoran los 500 años de La Habana

Next post

Google promete no usar los datos médicos

No Comment

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *